Tu hijo presenta algún trastorno del habla o lenguaje y no lo sabes

Primero debemos definir de qué se trata un trastorno del habla o lenguaje, y es que tan aseveración hace referencia a los problemas de la comunicación u otras áreas que se encuentran relacionadas como las funciones motoras orales.

Dichos atrasos y trastornos suelen ser distintos y van desde sencillas sustituciones de los sonidos, hasta la inhabilidad de comprensión o utilización del lenguaje o mecanismo motor-oral para el habla y la alimentación.

Algunas de las causas que se pueden encontrar para el impedimento del habla o lenguaje incluyen la pérdida auditiva, los trastornos neurológicos, las lesiones cerebrales, la discapacidad intelectual, el abuso de las drogas, otros impedimentos como el labio leporino, y el abuso o el inadecuado uso vocal. Aunque en líneas generales son desconocidas las causas.

En cuanto a la incidencia

Se conoce que al menos un millón de los chicos que participaron dentro de los programas de educación especial en las escuelas públicas se categorizan con trastornos del habla o lenguaje, ello sin mencionar que en dicha cantidad no son incluidos los niños que cuentan con problemas del habla o lenguaje que son secundarios a otras condiciones como la sordera.

En el caso de los impedimentos del lenguaje, estos pueden relacionarse con otras discapacidades como la intelectual, el autismo, o la parálisis cerebral. En consecuencia, se estima que los trastornos de la comunicación pueden afectar a una de cada 10 personas al menos en los Estados Unidos.

Características del trastorno del habla o lenguaje

Se puede considerar atrasada la comunicación de un niño cuando el mismo niño se encuentra notablemente atrasado con respecto a sus compañeros en referencia a la adquisición de las destrezas que implican el habla o el lenguaje. En oportunidades un niño puede presentar una mayor habilidad receptiva (comprensión), que expresiva (el habla), aunque no siempre esto es de esta manera.

En cuanto a los trastornos del habla, estos hacen referencia a las dificultades que se presentan al momento de la producción de los sonidos que se requieren para hablar o los diversos problemas que se pueden presentar con la calidad de la voz. Los mismos pueden estar caracterizados por una interrupción en el flujo o ritmo del habla, como el tartamudeo o la carencia de fluencia.

Se podría decir, que los trastornos del habla devienen de la formación de sonidos, a los que se les denomina trastornos de la articulación o fonológicos, y los mismos pueden incluir dificultades con el tono, el volumen, o calidad de la voz. También puede existir una combinación de diversos problemas.

Las personas que presentan trastornos del habla también presenta problemas en el empleo de algunos sonidos que se requieren para hablar, cosa que supondría un síntoma de un retraso. En consecuencia, estos individuos logran decir una palabra por otra, pero también tienen dificultad con la pronunciación de la “l” o la “r.”

En este caso suele ser un tanto complicado comprender lo que intenta decir una persona que presenta un impedimento del habla. Mientras que las personas que presentan trastornos de la voz, son las que pueden tener dificultad con el sonido de su voz.