Puntos importantes para construir una vivienda accesible para discapacitados

Cuando se vive con una persona con discapacidad se busca que está viva lo mas cómoda posible, que su traslado sea lo más libre que se pueda, según estadísticas en cada cinco hogares vive al menos una persona con algún tipo de discapacidad, por eso el mundo de la construcción está tomando sus previsiones para crear casas mucho más cómodas para esta personas. Dario Roustayan empresario de una constructora, sabe esto y por eso trabaja para darle lo mejor a sus cliente creando hogares y edificios que cumplan con las expectativas de quienes le darán vida al lugar.

Las casas que tienen más de 25 años de construidas deben ser modificadas y adaptadas para poder ser habitadas por personas con discapacidad, ya que estos espacios no suelen estar adaptadas. Son muchas las inmobiliarias que han comenzado a adaptarlas para así mejorar la experiencia del usuario y venderlas mucho más fácil.

Una de las discapacidades más difícil de manejar es estar en silla de rueda,  ya que estas requieren de un espacio mucho más amplio para movilizarse. Para este tipo de personas se deben crear rampas para que sea más fácil entrar y salir de la casa, las puertas deben tener medidas especiales, al igual que los pasillos. En los baños se deben colocar barandas para que estos puedan entrar y hacer sus necesidades, así como el área de regadera debe ser lo suficientemente amplio, además de tener una especie de asiento para que puedan descansar mientras se bañan.

Según información del Instituto Nacional de Estadísticas, en uno de cada 5 hogares en Españoles vive al menos una persona de con discapacidad. Es por ello que actualmente la mayoría de los edificios que se están construyendo aplican una normativa de construcción para adaptar el espacio para que puede ser disfrutado por cualquier persona sin importar su capacidad.

Lo que se espera con esto es que las más de cuatro millones de personas con alguna discapacidad que vivían en España, puedan vivir en un lugar digno donde pueda moverse con facilidad. Todo esto se debe a la reforma de la Ley de Propiedad Horizontal donde se buscó la dignificación de las personas con discapacidad, entre las regulaciones de esta ley se exige que las zonas comunes tenga rampas y ascensores, además en el caso de que la familia lo desee, si está comprando una casa que se está construyendo puede solicitar que se hagan modificaciones para las personas con movilidad reducida.

Entre las resoluciones que se requieren para que estas personas puedan vivir cómodamente se encuentran los siguientes puntos:

Las puertas de acceso a la vivienda deben ser de 80 cm de ancho, para que la silla de rueda pueda pasar sin dificultad alguna. Las instalaciones de las puertas correderas van a facilitar la accesibilidad a las casas.

Las agarraderas deben estar situados a la distancia adecuada, para que pueda mantenerse un equilibrio perfecto, además para que puedan usarse para movilizar. Los pasillos y punto de giro deben tener el espacio suficiente para maniobrar una silla de rueda, mínimo unos 90 cm. Se debe realizar un círculo al final de unos 120cm para garantizar que la silla pueda girar. Los suelos no deben tener ningún tipo de obstáculo que frene o dificulte el manejo de la silla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *